Con la cifra de contagios de las últimas jornadas, todo hace prever que es cuestión de horas batir el record de contagios del 17 de julio, cuando se reportaron 1.245 positivos. El Servicio Departamental de Salud (Sedes) manifestó su preocupación porque la letalidad se ha incrementado.

De 3.642 pruebas procesadas por los laboratorios de Santa Cruz este miércoles, 1.158 resultaron positivas, pero además por segunda jornada consecutiva se reportó el deceso de 15 personas, 12 eran personas mayores de 60 años.

Marcelo Ríos, director del Sedes explicó que en lo que va de enero, y se reportaron 13.425 casos, a solo 2 mil de superar las cifras de todo julio del 2020 (15.528 casos), cuando Bolivia vivió el pico de la primera ola.

“Es un situación complicada, pero prevista por las estimaciones y el comportamiento de la población”, manifestó Ríos.

De los 1.158 contagios,, 133 son adultos mayores, el grupo de mayor riesgo, mientras que 55 son menores de 15 años.

En cuantos a los contagios activos, 125 se encuentran en unidades de terapia intensiva.

Comentarios