Tras conocerse la decisión de la Alcaldía para ampliar los horarios de circulación en la ciudad desde la Federación Sindical de Ramas Médicas de Salud Pública (Fesirmes) señalaron que no debía estar pasando si las autoridades tomaran decisiones adecuadas. No descartan un paro.

“Estamos horrorizados por la cantidad (de contagios). Con prueba o sin prueba esto no debería estar pasando si se tomaban medidas adecuadas”, manifestó Kadidja Ovando, dirigente de Fesirmes.

La dirigente señaló que se reunieron con la alcaldesa interina, Angélica Sosa para darle a conocer la posición y justificativo técnico para llevar adelante una cuarentena rígida.

“Las medidas y las acciones que tomen autoridades tendrán sus consecuencias y alguien tendrá que hacerse responsable de la saturación”, advirtió Ovando.

El Fesirmes ha ratificado su posición de que se aplique una cuarentena rígida de 14 días como mínimo para cortar los contagios del coronavirus.

Ovando señaló que no se descarta un paro de actividades o movilizado para no interrumpir la atención de centros de salud.

Comentarios