Pese a la cuarentena rígida decretada por el Gobierno Municipal de Santa Cruz para este domingo, en la Villa Primero de Mayo y en el Plan 3.000 las actividades se desarrollan con normalidad e incluso en algunos casos sin cumplir las medidas de bioseguridad.

Un equipo de prensa de Unitel recorrió ambas ciudadelas y pudo comprobar que las actividades en los mercados y los servicios de mototaxis se realizaban con normalidad.

Lo mismo ocurría con la circulación de personas y de comerciantes ambulantes, todo se desarrollaba sin sobresaltos y en algunos estaban incluso sin barbijos.

Al ser consultados sobre esta situación muchas personas justificaron su actividad indicando que trabajan para el día y exigieron a las autoridades buscar otras alternativas para contrarrestar el contagio del Covid-19 para que no afecte su economía.

En un recorrido cerca de las 8:00 por diferentes calles y avenidas de la ciudad se pudo observar que la población estaba acatando la cuarentena. En algunos puntos se encontraba la Policía realizando controles. 





Comentarios