Tal y como se tenía previsto, la noche de este martes, la Dirección de Espacios Públicos de la Alcaldía de Santa Cruz junto a Movilidad Urbana, con el apoyo de la Unidad de Tránsito, realizaron operativos dentro del centro de la ciudad para proceder a decomisar aquellos carros de comida rápida que estaban asentados en espacios públicos

Las autoridades recuerdan que esta actividad ya no está permitida, sin embargo, por el momento se procedió a retirar a los food track de la zona del primer y segundo anillo.


Los comerciantes de estos negocios ambulantes ya habían sido notificados previamente, y pese a eso se los encontró con sus puestos abiertos y comercializando sus productos. Muchos de ellos aseguraban tener un permiso de la Alcaldía.

Sin embargo, desde el municipio aseguran que esa documentación que los comerciantes afirman tener corresponde a la gestión 2018, por lo que actualmente nadie obtendrá permiso para asentarse en las calles.

“Los permisos que tenían son del año 2018, no están vigentes, es decir, nadie tiene permiso”, informó Denar Sumoya, subdirector de Coordinación Distrital.

Todos los carritos de comida que se encontraban infringiendo la normativa municipal, fueron decomisados y trasladados hasta las oficinas de Movilidad Urbana donde deberán pagar una multa económica para retirar sus carros y vehículos.

Comentarios