Tras las críticas surgidas al conocerse que el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha propuesto realizar el censo de población y vivienda para el 2024, el director de esta institución, Humberto Arandia, conversó con Unitel y señaló que nunca se planificó este trabajo para el 2022 y agregó que se realizará siempre y cuando existan condiciones.

El funcionario señaló que el aspecto técnico es muy complejo pues es necesario actualizar los mapas cartográficos, de las áreas urbanas y rurales, desarrollar un proceso incluso el diseño temático de la boleta encuestadora, entre otras cosas.

“Lo que es más complejo, un censo implica desplazar y movilizar a una fuerza de encuestadores conformada por más de 200.000 personas”, dijo Arandia.

Aseguró que tres años y medio es lo mínimo, según recomendaciones internacionales y reducirlo implicaría problemas técnicos que pueden hacer fracasar el censo.

Según Arandia, el proyecto comenzó a ser trabajado a principios del 2019 y existe un documento del 2018; sin embargo, al haber habido al menos cuatro cambios en la dirección del INE durante el 2020 hicieron que todo el trabajo avanzado sea descartado.

“El censo hubiera sido en la gestión 2023. Estamos hablamos del 2024 si es que se dan las condiciones financieras, logísticas y financieras, destacando que es un proyecto técnico, no es de dimensión política”, señaló Arandia.


Comentarios