El drama por la escasez de oxígeno golpea a los pacientes del Hospital Católico en Santa Cruz, institución a la que se le informó que en las próximas horas su consumo será racionado a un 30% de los 750 kilos que utiliza a diario. El monseñor Sergio Gualberti pidió a las autoridades extremar recursos para que no falte este  insumo que es considerado imprescindible para los pacientes con Covid-19.

La alarma en este centro de salud surge porque les informaron que la provisión que normalmente es de 750 kilos de oxígeno líquido al día se reducirá a 250 kilos.

“Los 33 pacientes que están internados en el Hospital Católico han sumido en siete horas 243 kilogramos de oxígeno líquido”, manifestó Víctor Hugo Balda, director del Hospital Católico.

El médico señala que en caso de confirmarse el racionamiento en el transcurso del día se producirá una “catástrofe”, en este centro de salud.


“Lamentablemente la terrible infección necesita los volúmenes de oxígeno, en especial los entubados”, señaló Balda.

El monseñor Sergio Gualberti pidió  a las autoridades extremar recursos para garantizar la provisión de oxígeno y medicamentos para los pacientes con Covid-19.

“Aquí se trata de salvar vidas, ayudemos porque los más castigados son los pobres porque no tienen dinero”, señaló.

“Hago un llamado en nombre de Dios a la conciencia de las personas, que nadie haga mercado de los medicamentos. No hagan nada que pueda atentar a la vida de los hermano”, señaló.

Comentarios