Angélica Sosa es parte del caso ítems fantasmas y la Fiscalía Anticorrupción la investiga por legitimación de ganancias ilícitas, conducta antieconómica, contratos lesivos al Estado e incumplimiento de deberes. La exalcaldesa interina de Santa Cruz de la Sierra quedó dentro de la causa luego de declarar como testigo ante la Fiscalía.

Según el documento al que tuvo acceso Unitel, la comisión de fiscales que investiga el caso recibió una solicitud de ampliación de demanda por parte de la diputada del MAS, Estefanía Morales. Luego de escucharla y estudiar el cuadernillo de investigación, los fiscales encontraron indicios suficientes para aceptar la ampliación de denuncia en el caso marcado con el número 701102012109426.

También te puede interesar: Herbas dice que le hacía los “mandados” a Parada y que su exesposa sabía de las irregularidades

El caso ítems fantasmas surgió como una investigación de oficio de la unidad anticorrupción de la Fiscalía cruceña, luego de que Valeria Rodríguez Paz denunciara a su exesposo, Antonio Parada, exdirector de Recursos Humanos de la Alcaldía cruceña, de haberse enriquecido a través de 800 ítems fantasmas. También señaló a Sosa como la persona que la amenazó para no divulgar su denuncia.

Durante su paso como funcionario municipal, Parada pasó de no tener bienes en 2008, a declarar casas, autos y ahorros por Bs 2,8 millones en 2014. Ese mismo año, según denuncia y documentos presentados por Rodríguez, hizo transferencias de dinero a Estados Unidos y prestó cientos de miles de bolivianos a un 3% de interés mensual.

Según los testigos y prestanombres que ya han declarado ante la Fiscalía, había un sistema de reclutadores de “fantasmas” para quedarse con sueldos de la comuna cruceña, que se extendió incluso después de la salida de Parada de la Alcaldía y se utilizó para financiar campañas y grupos de choque de Santa Cruz Para Todos, el partido de Percy Fernández y Angélica Sosa.

Por este caso, la noche de este viernes se detuvo Julio César Herbas, exfuncionario municipal, señalado como uno de los reclutadores de prestanombres para fraguar ítems y contratos.

En su declaración como testigo, Sosa aseguró que no conocía a Herbas, pero sí admitió haber hablado con Valeria Rodríguez Paz sobre los documentos que tenía contra Antonio Parada Vaca y, pese a que era alcaldesa interina en ese momento, no ordenó ninguna investigación interna en la comuna, ni denunció el hecho ante la Fiscalía.

Comentarios