Tras conocerse que el municipio cruceño y la Gobernación evalúan aplicar una cuarentena rígida de siete días para frenar los contagios del Covid-19, la gastronomía y el transporte público rechazan esta propuesta, pues señalan que aún están afectados por la pandemia y sufrirán pérdidas.

“No estamos en condiciones de entrar en cuarentena rígida, los negocios todavía están sufriendo bastante”, afirmó Fernando Medina, dirigente de la Cámara Gastronómica de Santa Cruz. 

También te puede interesar: Cuarentena rígida: El Sedes de Santa Cruz realizará análisis técnico antes de recomendarla

Afirmó que un confinamiento de siete días se traduce en un 25% de los días del mes, lo que se traduce en un gran perjuicio económico para el sector.

Medina agregó que esperan el llamado de las autoridades para dar a conocer su posición y además para dar a conocer las propuestas que tienen como sector para frenar los contagios.

Esperamos el llamado, queremos llevar propuestas, queremos que nos escuchen, tenemos que trabajar juntos”, afirmó Medina.

Mario Guerrero, dirigente del trasporte público en Santa Cruz afirmó que su sector “rechaza rotundamente” cualquier posibilidad de una cuarentena.

Más del 70% de la población vive de su trabajo, una cuarentena es un castigo”, afirmó.

Comentarios