Este miércoles vence el plazo que dio la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas en Salud Pública (Fesirmes) para que el municipio determine una cuarentena rígida en la capital cruceña. Anticipan movilizaciones en caso de que no se cumpla con la petición.

El pedido se argumenta en la elevada curva de contagio que se tiene actualmente en Santa Cruz en donde la cifra histórica superó los 70.000 casos desde el inicio de la pandemia. El último reporte conocido anoche indica 947 nuevos pacientes positivos.

Fernando Lacoa, secretario general del Fesirmes, señalo que se espera una respuesta de parte de la alcaldesa interina, Angélica Sosa, y anticipó que en el caso de que no se tenga una respuesta a su pedido como sector, no se descarta la realización de paro de actividades y bloqueos, además de presentar denuncias penales en contra de quien corresponda por el delito de atentado contra la salud

Los salubristas recomiendan una cuarentena de 15 días como mínimo para ralentizar la curva de contagio  por lo que ratifican su pedido a las autoridades para que definan este tema pues "es el colmo ver que no hay ninguna sensibilidad y solo piensan en el tema de las campañas. No hay conciencia de lo que viene sucediendo".

Intensivistas en emergencia

Los médicos intensivistas se declararon en emergencia ante la situación de saturación que se tiene en los hospitales y porque existen bajas entre los especialistas de la primera línea. 

De los 100 profesionales especialistas que existen en Santa Cruz, ocho se encuentran afectados por el coronavirus, informó osé Luis Prieto, presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva.


Comentarios