El alcalde de Santa Cruz, Jhonny Fernández, aseguró este viernes que se sancionará el incumplimiento de los protocolos de bioseguridad en el transporte público y en el sector gremial. No descarta que se asuman medidas más estrictas.

Santa Cruz de la Sierra es el epicentro de la pandemia en el departamento de Santa Cruz, que a su vez es el más afectado por el coronavirus en Bolivia.

“Tenemos que volver a tomar medidas de bioseguridad estrictas en las entradas y salidas de los supermercados y lugares donde hay abastecimiento, el que no cumpla no va a abrir su puesto porque no vamos a permitir que sigan entrando a estos centros masivos sin barbijo”, señaló Fernández.

“En el tema del transporte también vamos a tomar medidas drásticas, porque se está poniendo en riesgo la vida de los ciudadanos y si no hay transportista que no cumpla lo voy a suspender”, agregó el alcalde.

Fernández dijo que “no por culpa de unos cuantos” se regresará a una cuarentena rígida.



Comentarios