“Hemos confirmado que el MAS buscó dos opciones para adueñarse de la Alcaldía cruceña (...) va a gobernar a través de la UCS el municipio, fue la afirmación que hizo Gary Áñez, excandidato a la Alcaldía cruceña, basado en declaraciones del expresidente Evo Morales. Este martes el alcalde electo, Jhonny Fernández, descartó algún tipo de pacto o acuerdo entre ambas tiendas políticas.

A través de un comunicado, Fernández indicó que "no destinará esfuerzos, ni energías, en responder ataques arteros de organizaciones políticas que buscan algún tipo de protagonismo mediático a costa del liderazgo de Unidad Cívica Solidaridad (UCS)"

Sin embargo, "por respeto y para tranquilidad de la población que nos ha confiado la administración de la ciudad con su voto, considero necesario y pertinente informar que UCS no ha celebrado pactos secretos con nadie".

Dijo además que dentro de su agenda tiene otras prioridades como mejorar servicios públicos, atención en hospitales y ordenamiento de la ciudad y que "los convenios para producir leyes en beneficio de los ciudadanos y ejercer labores de fiscalización no lo haremos a través de componendas".

Acuerdos son necesarios

En el comunicado publicado este martes, el alcalde electo reconoce que los acuerdos de gobernabilidad, "efectivamente, son necesarios" pero que se realizarán de "manera pública y transparente con quienes compartan la filosofía de trabajo y los principios democráticos de UCS para hacer gestión".

Comentarios