Desde la Gobernación de Santa Cruz, este sábado se informó que las lluvias registradas en los últimos días han ayudado a apagar los incendios en los municipios de Roboré, San José, Charagua y Puerto Suárez. Quedan dos activos en San Matías y San Ignacio de Velasco, en los que se continúa con los trabajos de mitigación.

"Las lluvias han ayudado a aplacar por completo los incendios (…) se está haciendo trabajos de liquidación y monitoreo para evitar que estos incendios se reactiven ", Yuvinka Rosado, jefa de los bomberos forestales.

Los bomberos forestales y otras instituciones siguen con el trabajo de mitigación del fuego en San Matías y San Ignacio de Velasco, en donde no se registraron lluvias. Rosado informó que hasta la fecha más de 786 mil hectáreas fueron afectadas por las quemas en Santa Cruz.

Preocupación en Otuquis

Una leve precipitación de lluvia en el Parque Otuquis (Puerto Suárez) ayudó a controlar el incendio que afectaba a esta área protegida y que quedó con cerca de 15 mil hectáreas carbonizadas.

TAMBIÉN LEA: Video: Reservas ecológicas son devastadas por los incendios

Hay preocupación por autoridades y comunarios de Otuquis debido a que un nuevo frente de incendio avanza del lado de Brasil a Bolivia. "El fuego se encuentra a 3 o 4 kilómetros (...) la máquina ha llegado para hacer una líneas de defensa y poder aplacar un poco el fuego", dijo uno de los bomberos que se encuentra en la zona.

Personas que viven en comunidades cercanas al área protegida están siendo afectadas por el humo.  "Preocupa esta situación. Toda la gente que vive cerca del pantanal sufre en esta época", dijo el bombero.

Funcionarios de la Alcaldía de Puerto Suárez, de la Sub Gobernación de la provincia Germán Busch, el Ejército, guardaparques, bomberos voluntarios y comunarios realizan trabajados de monitoreo para evitar una reactivación del incendio forestal.

Comentarios