La poca afluencia a los centros de inmunización por parte de personas mayores de 40 años es motivo de preocupación de las autoridades de salud en Santa Cruz, que alistan un refuerzo en la campaña comunicacional para motivar a este grupo etario para que asista a vacunarse contra el Covid-19.

Fernando Pacheco, secretario de Desarrollo Humano de la Gobernación cruceña, informó que no se ha superado el 30% de asistencia en el rango de 40 a 49 años en las casi cuatro semanas en que se ha dado apertura para que esta parte de la población asista a cualquiera de los 33 puntos habilitados en la capital cruceña.

En total son 360.000 personas que están contempladas para recibir las dosis contra el Covid-19 en este rango de edad.

Puedes leer: ¿Se pega el metal, me colocan un chip? mitos que son desmentidos por un médico

Pacheco apuntó a que la ausencia en los centros no solo pasa por la desinformación que circula en las redes sociales sobre las vacunas y, que "aunque parezca chistoso piensan o dicen que no se puede beber tres meses", a esto se suma que debe haber gente que por horarios de trabajo no puede acudir a los puntos, pese a que hay un decreto que les otorga dos horas laborales para acudir a vacunarse.

Como medida de respuesta para atender a quienes no asisten por temas laborales, desde este 20 de junio también se atenderá durante los domingos en distintos centros que serán señalados en las próximas horas.


Alcohol y vacunas ¿qué dice la ciencia?

De acuerdo a una explicación de la International Society of Substances Use Professionals (ISSUP), publicada en el diario ABC, el uso crónico de las sustancias alcohólicas puede reducir el número de linfocitos T periféricos y causar la pérdida de linfocitos B periféricos, ambos relacionados con la defensa del cuerpo, por lo que tienen un papel protagonista a la hora de reconocer y neutralizar organismos infecciosos, como virus y bacterias.

Según la especialista en medicina de Emergencia, Ronx Ikharia, en el documental de la BBC titulado 'La verdad acerca de fortalecer tu sistema inmunitario', no es recomendable beber alcohol antes o después de recibir una vacuna.

Así, una persona que beba frecuentemente alcohol puede ser más susceptible a contraer una infección, como la causada por el SARS-CoV-2, el virus que ha provocado la pandemia que atravesamos actualmente.

Comentarios