Después de una jornada en la que policías, civiles y periodistas de diferentes medios de comunicación fueron tomados como rehenes por más de siete horas por un grupo de personas armadas y encapuchadas que se encontrarían asentados en tierras ubicadas en el municipio de Guarayos, pasada la medianoche el equipo de la red UNITEL pudo retornar a Santa Cruz y reencontrarse con sus familiares.

La periodista Silvia Gómez fue recibida con mucha emoción por su familia, quienes no dudaron en abrazarla tras varias horas de incertidumbre que vivieron.

“La felicidad de verla a mi hija sanita, muy golpeada, le han golpeado con palos, tiene la cara hinchada, el cuerpo adolorido”, indicó el padre de Silvia.

Lee también: “Dispararon a la cámara y nos decían que nos iban a matar”: el relato de una de las periodistas que fue rehén de avasalladores encapuchados

Asimismo, el camarógrafo de la red UNITEL, Sergio Martínez, pudo reencontrarse con su esposa, fue recibido con un abrazo y lágrimas de emoción, sus padres también estuvieron presentes ya que se encontraban muy preocupados, agradecieron a Dios por permitir el regreso de su hijo a salvo.

Es una preocupación grande de saber este por allá en peligro, pero gracias a Dios él está sano y salvo. Esto es el trabajo de ellos, cada que él que sale yo lo encomiendo (a Dios) también a mis otros hijos, los tres trabajan en medios”, manifestó la madre de Sergio con la voz quebrantada.

Lee también: Emboscada en Guarayos: Periodistas fueron encañonados por encapuchados cuando verificaban predio avasallado

Finalmente, tanto Silvia como Sergio se encuentran bajo el resguardo de sus familiares después de una jornada donde vivieron una experiencia que marcará sus vidas como profesionales en el trabajo que realizan en este medio de comunicación.

Un grupo de periodistas que era acompañado por policías para verificar el avasallamiento de una propiedad en Las Londras, provincia Guarayos, fue emboscado por encapuchados armados que los encañonaron y retuvieron durante varias horas.

Tres personas, un camarógrafo, el propietario de un predio vecino lograron huir del lugar y llegar vía aérea a Santa Cruz.


Comentarios