Las personas que pierden a un familiar a causa del Covid-19 y acuden a un cementerio municipal en  busca de un espacio para enterrar a su ser querido, deben hacerlo por su propia cuenta pues no existen fosas listas y tampoco maquinaria para que ayude en esta labor.

La semana pasada Jhonny Fernández acudió al Concejo Municipal donde explicó las medidas que llevaba adelante la Alcaldía en la lucha contra el Covid-19. Aquella oportunidad, el alcalde se comprometió a ayudar con maquinaria.

Tiene que haber una retroexcavadadora para las personas que lo necesitan”, manifestó Fernández, en el Concejo.

Este lunes, el concejal Manuel Saavedra visitó dos de los camposantos municipales. No había fosas para recibir los cuerpos de las víctimas, pero tampoco la retroexcavadora de la que había hablado Fernández.

Él se comprometió a darle solución, hemos ido a dos cementerios y no hay ni una fosa cavada”, señaló el concejal Manuel Saavedra.

El legislador municipal señaló que una persona que pierde a un familiar debe pagar hasta 600 bolivianos a otra persona para que le prepare una fosa, de lo contrario debe cavarla con sus propias manos.

Lola Terrazas, concejal de Comunidad Autonómica (CA) pidió al alcalde priorizar la salud con acciones concretas.

“Hay un sistema integral de prevención y acompaña a las personas hasta para que no estén abandonadas ni desprotegidas. Le pedimos humanidad al ejecutivo”, manifestó.


Comentarios