No todos cumplieron las restricciones que habían sido anunciadas por el alcalde Jhonny Fernández. Algunas personas se apresuraron para llegar a sus casas; sin embargo, se formaron aglomeraciones en los vehículos de transporte, otras en cambio hasta las 19:30 seguían circulando en sus vehículos como si fuera una jornada normal.

A las 19:00 todavía importante movimiento en el segundo anillo y avenida Grigotá. Vehículos de transporte público que ingresaban al segundo anillo desde esta vía, otros en cambio salían en dirección a La Guardia.

Se pudo comprobar que incluso a esa hora había algunos negocios atendiendo.

Un panorama algo distinto se observó en el segundo anillo, por el Cristo Redentor. Había movimiento de vehículos particulares aunque en menor medida y no había negocios abiertos.

Por la tarde, pasadas las 16:30 se pudo observar en algunos centros de abastecimiento una importante cantidad de personas esperando micros. Conocían que solo estaba permitido circular hasta las 18:00 y esperaban cumplir la norma; sin embargo, los micros que debían transportarlos no aparecían o lo hacían en menor cantidad, esto provocó aglomeraciones en las unidades.

A esa misma hora en el mercado La Ramada había negocios abiertos, lo que provocó el rechazo de la gente que estaba cerca.

Deberían cumplir. Aquí falta control de la Alcaldía”, reclamó una persona que caminaba en la avenida Grigotá.

Las personas que estaban estos negocios atendían con normalidad y por lo que se pudo observar tampoco tenían previsto cerrar.

De acuerdo a las restricciones dispuestas por el Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM), este sábado y domingo las actividades económicas pueden realizarse hasta las 16:00 y la circulación de personas está permitida hasta las 18:00. El lunes habrá confinamiento rígido.

Comentarios