Productores de pescado llegaron hasta las puertas del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) en Santa Cruz para arrojar pescado en mal estado en protesta a todo el producto que no pudieron vender en Semana Santa.

El sector afirmó que el Senasag no cumplió con los tiempos ni resultados de los laboratorios que debían realizar a los productos importados de Argentina, por lo que se declararon en emergencia debido a las pérdidass económicas que les generó.


“Pero ahora, que nos demuestre el laboratorio en qué consiste, positivo, negativo, ¿qué? Llorando vamos a declarar un desastre en nuestro sector, porque no se ha vendido nada, el contrabando ha sido desleal con nosotros”, indicó Mario Soto, representante del sector.

Soto aseguró que de las 40 mil toneladas que se trajeron para la venta, no han podido vender ni el 40%.

Por su parte, desde el Senasag afirman que cumplieron con todos los análisis de los productos que ingresaron del vecino país a Bolivia, por lo que rechazan la postura asumida por los productores.

Comentarios