Fueron momentos de zozobra y temor los que pasaron vivientes de un domicilio ubicado en la calle 5 este de la Villa Primero de Mayo en donde se produjo un incendio que dejó en cenizas la casa en la que habitaban.

Rosa Gutiérrez, madre de cinco menores, estaba trabajando cuando le llamaron por teléfono para avisarle que en su domicilio, en donde vive de alquiler, estaba ardiendo.

"Nos quedamos con la ropa del cuerpo, todo se perdió, no tenemos nada", dijo entre lágrimas esta mujer que pide ayuda a la población para que se le brinde colaboración; 75585926 - 70936047 son los números que se puso a disposición.

Cuando inició el fuego, contó Rosa, la mayor de sus hijos, una joven de 16 años, se aprestaba a cocinar aunque apuntó a  que, posiblemente, el siniestro se hubiera causado por un cortocircuito.

Los otros niños estaban jugando a un lado de la vivienda. Los cuatro cuartos de madera en los que vivían tres familias quedaron en cenizas. 


Comentarios