Joaquín Monasterio renunció este jueves a su cargo como secretario departamental de Salud debido a razones personales. La dimisión de la autoridad se produce cuando se está iniciando el proceso de vacunación contra el coronavirus, que se espera pase a su fase masiva en abril y en medio de los temores por la propagación de la variante brasileña del Covid.

"No hay motivis especiales para la renuncia, es la culminación de un ciclo ya que yo llevo 10 años trabajando en la Gobernación, en el Sedes y luego en la Secretaría de Salud. Viene otra administración, yo no tengo ítem por lo que tengo que renunciar para que venga otra persona a ocupar estas responsabilidades", dijo Monasterio.

El cargo será asumido de forma interina por Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) que en estos momentos está en recorrido en los municipios fronterizos con Brasil, entregando vacunas y reforzando la vigilancia epidemiológica.

Monasterio fue designado en agosto del año pasado por el gobernador Rubén Costas tras la muerte de Óscar Urenda a causa del coronavirus.

Costas dejará la Gobernación en mayo próximo cuando asuma Luis Fernando Camacho, que aún no ha anunciado quiénes formarán parte de su gabinete y la persona que tomará las riendas de la lucha contra el Covid-19 desde la Secretaría de Salud. 




Comentarios