Por octavo día consecutivo los incendios no dan tregua en el municipio cruceño de Roboré en donde se han cuantificado 15.000 hectáreas afectadas y que se ha declarado en emergencia.

El alcalde José Eduardo Díaz, informó que se sostuvo una reunión de coordinación con las brigadas e instituciones que vienen apoyado las tareas de contención y sofocación de las llamas. 

"El fuego está en Ñembi Guasu, entre 4 y 5 km del lado sur de la carretera. Este lunes se intervendrá en la estancia San Antonio con maquinaria. Ese fuego retornará a la zona de la carretera por el cambio en la dirección del viento", apuntó en entrevista con Unitel.

Informó que la alerta "más latente" es la que está en la zona de El Naranjo y que se hará un sobrevuelo en toda la zona.

En los puntos afectados por los incendios se tienen asentamientos cercanos a la carretera y zonas ganaderas, además de las reserva natural del Valle de Tucabaca.

Entre las necesidades identifica que hay una falta del equipamiento especial para surtir a los bomberos forestales que enfrentan ahora la emergencia en una zona en la que no se pronostica lluvias sino hasta finales de agosto.

Comentarios