Este sábado por la mañana en la Expo San Javier, en el municipio chiquitano del mismo nombre, se hizo la presentación del queso más grande de Bolivia, y llegó a pesar 1.900 kilos, superando el de la última versión que se realizó en 2019, que pesó 1.670 kilogramos.

Debido a la pandemia del coronavirus no se realizó este tradicional trabajo durante dos años.

Para lograr esta marca histórica los ganaderos de la zona aportaron más de 19 mil litros de leche, después de cinco días se sacó el queso del molde.



Una gran cantidad de visitantes llegaron hasta el municipio cruceño de San Javier, aprovechando el feriado de Viernes Santo y también el fin de semana. Además, autoridades señalaron que esta fecha ayudará a la reactivación del turismo.

Los visitantes, además de la Expo San Javier, aprovecharán para degustar de la gastronomía, visitar la Iglesia y también otros atractivos. 


Comentarios