Estudiantes de primero a sexto de primaria de una Unidad Educativa de la capital cruceña fueron trasladados de emergencia, este viernes, hasta un centro médico tras presentar síntomas de intoxicación.

El cuadro clínico explicado desde el nosocomio indica dolor de cabeza, vómito y mareos y, de acuerdo a los padres de familia que denunciaban el hecho, esto se habría dado luego de que consumieran el desayuno escolar que consistía en una fruta (mandarina) y un jugo en bolsa.

Cerca de las 13:30 se hizo presente en el hospital, personal de Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y de la Defensoría de la Niñez para recabar información y conocer sobre el estado de salud de los pacientes.

Al menos seis de los niños fueron derivados al hospital de La Pampa de la Isla debido a que su cuadro clínico presentaba mayor complejidad.

Comentarios