Este jueves se cumple el cuarto día de protestas que llevan adelante trabajadores del Hospital Oncológico de Santa Cruz que reclaman cinco meses de salarios que hasta ahora han sido impagos. El reclamo es para que el Ministerio de Salud cumpla con el compromiso de cancelar esta deuda.

Nelson Bejar, director de este nosocomio, indicó que "si nos movilizamos nadie nos escucha" por lo que anuncia que, en caso de no tener una solución desde el lunes se cumplirá una huelga de hambre.

El gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, visitó a los funcionarios en su lugar de protesta e insistió en que es responsabilidad del Ministerio de Salud el cumplimiento del pago de los sueldos.

"Ellos tienen vocación pero también familia, no son esclavos de nadie. Necesitamos que nuestros médicos, que han estado poniendo el pecho a la enfermedad, creo que lo mínimo es cumplir sus compromisos", dijo el gobernador.

El domo en el Oncológico tiene actualmente 20 camas para brindar atención en donde trabajan unas 50 personas entre médicos, enfermeras, auxiliares y administrativos. 

Comentarios