Pese a que este lunes rige un encapsulamiento en la ciudad de Santa Cruz, en la zona del Plan Tres Mil se pudo observar a un número considerable de personas que se encontraban vendiendo en las calles durante la mañana.

Ante la gran afluencia de comerciantes y compradores en el sector de la rotonda, la Policía llegó al lugar para hacer cumplir con las restricciones establecidas para este feriado por el Año Nuevo Andino Amazónico.

Tras la presencia policial, las personas que se encontraban en el lugar se fueron retirando y varios comercios cerraron sus puertas para evitar posibles arrestos.


Algunos gremiales se resistieron a cumplir con las medidas e hicieron caso omiso al pedido de los efectivos y continuaron instalados en las calles.

Los policías patrullaron durante la primera media jornada del día por diferentes zonas y sectores de la capital cruceña.

Comentarios