En varios mercados de la capital cruceña se evidenció la
escasez del pescado, en una época en la que comúnmente es alta debido a la celebración de Viernes Santo. El precio se ha incrementado y la protesta por parte de importadores y vendedores continúa en contra del Senasag.

En el mercado Florida este producto escasea, mientras que el mercado Los Bosques se encuentra cerrado.

En cuanto a los precios el Pacú, de estar en Bs 35, ahora está en Bs 45; el Surubí subió de 40 a 50 y 55 bolivianos. La Piraña de 30 a 355 y el Pejerrey se encuentra en Bs 70.

El sábalo por unidad está en Bs 30, 40 y 50. La Corvina entre 35 y 40, y el lomo de Surubí, entre 50 y 60 bolivianos.

Según lo mencionado por los comerciantes explicaron que los camiones parados en Santa Cruz y en la frontera entre Bolivia y Argentina, donde hay variedad de pescado, genera la escases porque Senasag pide hacer un examen en laboratorio que tardaría al menos 15 días y el tiempo no daría para la semana de ventas.

Por su parte, desde Senasag indicaron que han citado a una reunión con los importadores y vendedores de pescado. La reunión será este jueves al mediodía. 

Comentarios