A través de la página de Santa Cruz Para Todos se difundió este martes un nuevo escrito de la exalcaldesa Angélica Sosa en la que autodenomina presa política y hace observaciones al proceso que la Fiscalía lleva en su contra. Agrega que su hija no trabajó en el Concejo, sino en el Ejecutivo Municipal.

“Vuelvo a decir en este escrito que firmó y soy contundente, no conocía ni sabía de los ítems fantasmas, que según supuestos, fueron realizados desde el año 2009 al 2018 (no era alcaldesa), deben investigar”, señala Sosa.

También te puede interesar: Sosa dice que Cedeño era de "línea masista" y acusa una directora de Jhonny de nepotismo

Una de las observaciones que realiza la exalcaldesa es sobre su audiencia cautelar, en la que señala que su abogado no tuvo acceso al acuerdo de investigaciones. 

“El doctor Jerjes Justiniano inició mi defensa poniendo los elementos de mi ilegal detención y todas fueron  rechazadas (…), el reclamo de mi abogado que exigió el cuadernillo de investigación, es decir mi abogado defensor no tuvo acceso a las supuestas pruebas”, señaló Sosa.

Sobre el supuesto tráfico de influencias pues su hija recibió un sueldo en la Alcaldía, Sosa señala que fue funcionaria en febrero del 2016 del área de Obras Públicas. “Al ver que su contrato fue remunerado, hizo la devolución de su sueldo al Estado el mismo año, ya que era legal, pero Camila no lo vio ético”, escribió Sosa.

También argumentó que el trabajo que desarrollo su hija fue en el Ejecutivo municipal, pero ella (Angélica) era parte del órgano Legislativo, por lo que esa acusación fue rechazada por el juez. “Ya que todo boliviano tenía derecho a trabajar”, señala Sosa.

Señala que una de las razones de su aprehensión es por no haber fiscalizado al entonces alcalde como presidenta del Concejo; sin embargo, reclama que los otros miembros del órgano legislativo no han corrido con la misma suerte.

“¿Y los otros 21 concejales incluido el aliado, Jhonny Fernández?”, cuestiona Sosa.

Sosa también señaló que pidió en reiteradas oportunidades que citen a declarar a Manuel Medina Antezana, pues era jefe directo de Antonio Parada durante muchos años y puede esclarecer este caso. (El exfuncionario declaró este martes).

Soy una presa política sin el debido proceso”, señala en uno de sus últimos párrafos.


Comentarios