Los fuertes vientos continuarán este miércoles y jueves con ráfagas que oscilarán entre los 60 y 90 kilómetros por hora, así lo confirmó Roxney Borda, director Riesgo y Emergencia municipal.

Ayer se produjeron más de 40 situaciones vinculadas al clima que fueron reportados por vecinos a través de la línea 800-125050 y que fueron atendidas por personal de socorro.

Entre los sucesos están la caída de árboles -el caso más grave fue uno que cayó sobre un vehículo-, y afectación a vallas y casas. En el bario San Carmelo, el techo de una vivienda fue arrancado por las ráfagas de viento.

El Senamhi emitió una alerta naranja por los fuertes vientos, al considerar que existe un nivel de amenaza importante por estos fenómenos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales del ser humano.

Para evitar contingencias, Borda recomendó a la población evitar dejar sus vehículos debajo de árboles y vallas, no pararse cerca a balcones y extremar precaución si se trabaja en lugares altos.


Comentarios