Los transportistas iniciaron, desde las primeras horas de este martes, un paro que acompañan con bloqueos de calles en la ciudad de La Paz; la medida es en demanda de un nuevo diferimiento del pago de créditos, pedido que hicieron conocer al Gobierno pero que no tuvo la respuesta esperada por los choferes. 

Anoche hubo una reunión entre el ministro de Economía, Marcelo Montenegro y la Confederación de Choferes de Bolivia pero no hubo un acuerdo por lo que se decidió continuar con las medidas de presión que se anticipan serán de forma gradual hasta llegar a un paro indefinido.

Sin transporte público en Santa Cruz

En la capital cruceña también se instalaron bloqueos y se procedió a cortar la ruta en el cuarto y quinto anillo de la doble vía a La Guardia y en proximidades al mercado nuevo Abasto. En el km 17 de la ruta al norte también hay presencia de manifestantes que no permiten el paso de vehículos.

También en puntos en los que es frecuente ver una gran cantidad de motorizados, como el primer anillo de la avenida Grigotá y en el segundo anillo de la avenida Monseñor Rivero, solo se observa la circulación de vehículos particulares y motorizados que prestan el servicio de taxi y no así a los micros.


En la ciudad de La Paz se puede ver cómo los transportistas han colocado sus motorizados cortando la circulación en algunas vías, como en el Puente Paraguay, lugar al que han llegado también efectivos de la Policía para mostrar los desvíos a la población para evitar un congestionamiento vehicular.


Bloqueo en Cochabamba

Los transportistas urbanos e interdepartamentales utilizaron sus vehículos para cortar el paso en la avenida Aroma. Los manifestantes aseguran que esta medida es para que el Gobierno escuche la solicitud planteada de diferimiento de pagos bancarios y que continuarán con su pedido hasta ser escuchados.