Tras conocerse que la Alcaldía decidió anular los permisos que tenían algunos negocios de expendio de bebidas alcohólicas, un representante de este sector manifestó que seguirán trabajando y que pedirán la devolución del dinero que pagan cada tres meses. 

“Vamos a pedir devolución del dinero que nos cobra. Cada tres meses pagamos 420 bolivianos en una cuenta de la Cooperativa Jesús Nazareno”, manifestó Basilio Ignacio.

El dirigente manifestó que no acatarán las prohibiciones dispuestas por la Alcaldía porque necesitaban trabaja para pagar sus créditos y alquileres que deben pagar.

Basilio Ignacio reclamó porque las autoridades son muy estrictas con los negocios de expendido de bebidas alcohólicas; sin embargo, existen casas de campaña política donde se reúnen miles de personas.

Cuando la ley es pareja, nadie se queja”, protestó.

En un recorrido que realizó un equipo de prensa de Unitel este viernes, se pudo comprobar que varios bares y boliches sobre la radial 10 estaban abiertos, incumpliendo las prohibiciones vigentes.

Comentarios