Gumercindo L. V., tenía 50 años de edad, se desempeñaba como vaquero en una estancia cercana a la localidad de San Fernando, en el municipio cruceño de San Matías. Es el primer fallecido a causa de los incendios en esta región del país.

Según informó Giovani Borth, gerente de la Red de Salud de la provincia Ángel Sandóval, el hombre tenía una afección pulmonar lo que hizo pensar en un principio que se trataba de Covid-19, pero al realizarse las pruebas este diagnóstico fue descartado.

El fallecido fue ingresado al Hospital Municipal de San Matías el 30 de Julio y presentaba síntomas de shock séptico. Cuando el cuadro clínico empeoró, fue llevado a San Ignacio de Velasco en donde finalmente perdió la vida.


Incendios de sexta generación

La Gobernación cruceña había indicado el martes que en los municipios de San Matías y en Roboré, se tenían incendios de sexta generación que amenazaban el Área Natural de Manejo Integrado - ANMI y el valle de Tucabaca.

En ambos lugares se ha movilizando maquinaria pesada para habilitar las líneas de defensa que eviten que el fuego siga avanzando. Hasta ayer, el fuego había consumido más de 61 mil hectáreas.

Yovenka Rosado, Jefe de la Unidad de Bomberos Forestales de la Gobernación, calificó estos incendios de sexta generación, eventos que son considerados de alta peligrosidad pues el fuego supera una velocidad de avance de hasta 4.000 hectáreas por hora.

Además se debe considerar que la masa de combustible es tan grande que el incendio va modificando las condiciones meteorológicas creando remolinos y tormentas de fuego.

Comentarios