El analista Carlos Valverde no está de acuerdo con las movilizaciones anunciadas por el transporte público en Santa Cruz para dejar sin efecto la Ley de Movilidad Urbana. Señaló que debieron haberla impugnado cuando fue aprobada y promulgada. Considera que el BTR debe funcionar y hacer las mejoras que sean necesarias.

Ellos debieron haberla impugnado (la Ley de Movilidad Urbana) en su momento”, señaló Valverde.

El analista señala que la anterior gestión municipal llegó a un acuerdo con los dirigentes del transporte público para su puesta en vigencia.

También te puede interesar: Santa Cruz está atrapada por un sistema de transporte público que no quiere cambiar

“Ahora vienen a decirnos que quieren que este Concejo deje sin efecto la norma. Yo quiero saber cuál concejal se va a atrever a ir a la Contraloría y decir yo dejé sin efecto el gasto de Bs 200 millones (del BTR) porque los transportistas dijeron que iban a bloquear pacíficamente”, señaló Valverde.

También se refirió a la seguridad jurídica que argumentan los transportistas y señaló que pese a que cobran por una línea (de micro), el municipio no percibe ningún recurso.

“Están pidiendo tener seguridad jurídica y poder vender como sindicato en 25 mil dólares un espacio en una línea (…) y el municipio no recibe nada de eso. El municipio da concesión pero no cobra la concesión”, señaló Valverde.

Sobre el Bus de Transporte Rápido (BTR) que para los dirigentes del transporte público debe ser anulado, Valverde señala que fue un proyecto que fue implementado por la anterior gestión municipal debido a las elecciones municipales, pero considera que lo mejor es hacerlo funcionar e ir mejorándolo cuando se encuentren errores.

Valverde habló sobre la necesidad de modernizar el transporte público en Santa Cruz y para ello es necesario realizar muchos cambios; sin embargo, existe rechazo.

Aquí hay un trabajo del JICA, está todo ahí pero no lo quieren hacer porque es mucho lucro el que reparte en el municipio no hay otra explicación”, concluyó.

Comentarios