Este 10 de noviembre se cumple dos años de la quema de los 66 buses Pumakatari y la destrucción de tres patios por  grupos de vándalos que causaron temor en la población paceña.

Los patios afectados se encuentran en la zona de Achumani, Chasquipampa y Kupillani de la zona Sur de La Paz, en esas instalaciones se encontraban los buses que fueron incendiados. Además, los vándalos se llevaron el dinero de las ganancias y destruyeron la documentación.

La resistencia a los ataques surgió de una iniciativa de funcionarios de La Paz BUS junto a los vecinos del sector.  

Al respecto Iván Arias, alcalde del Municipio de La Paz, recordó que, tras pasar dos años de estos hechos vandálicos, hasta ahora no existen detenidos ni procesados por la quema de los buses Pumakatari. 

La autoridad municipal denunció que no hay celeridad en el caso y que los principales sospechosos de la destrucción de las instalaciones y la quema de los buses, gozan de protección y libertad. 

“Dos años de la quema de los Buses Pumakatari, dos años que se han quemado los Pumas con una afectación de más de 80 millones de bolivianos, no hay ni un detenido, pasaron dos años, no hay responsables y es una pena (…) nosotros hemos iniciado los procesos, no hay nadie quien arreste o detenga a los sospechosos, los señores se ponen tranquilos porque saben que tienen el apoyo del poder”, sostuvo el alcalde del municipio de La Paz.


El pasado 20 de noviembre del 2019, el expresidente de la Fejuve afín al MAS, Jesús Vera fue aprehendido acusado de haber participado y dirigido la quema de los Pumakatari. Tras una audiencia cautelar, Vera fue enviado a la cárcel de San Pedro por tres meses ya que solicitó la detención domiciliaria y la justicia le otorgó el beneficio. 

Lea también

  ​


Comentarios