Su esposo perdió la vida y ella fue internada 45 días en una clínica donde ha sido sometida a cinco operaciones, todo a causa de un accidente tránsito. Sus familiares señalan que el conductor de la camioneta que los impactó se comprometió a ayudar; sin embargo, hasta ahora no ha vuelto a aparecer.

La deuda a la clínica ya está llegando a los Bs 150.000 y en la farmacia son unos 45.000. Mis hijos se están prestando de todo lado”, señaló postrada en una cama Felicia Steimbach.

El pasado 26 de abril ella y su esposo estaban a bordo de una motocicleta en la avenida Paraguá, entre tercer y cuarto anillo en la capital cruceña, cuando de repente una camioneta los impactó dejándolos tendidos en el piso.

Lo último que ella recuerda es que rebotaba en el piso y que  le dio el número de su hermana a alguien. Cuando volvió a abrir los ojos ya estaba postrada en la cama de una clínica, con la esperanza de que el hombre con el que formó su hogar estaba mejor.

“Me decían que mi esposo se estaba recuperando en el San Juan de Dios, recién el sábado me contaron que había fallecido, es algo que no puedo creer”, contó entre sollozos Felicia.

El hombre que conducía la camioneta fue identificado  por los familiares de Felicia como Nelson López Balcázar. Señalan que en principio se mostró arrepentido por el accidente e incluso se comprometió a colaborar con los gastos de recuperación; sin embargo, desde que salió libre tras una audiencia no lo han vuelto a ver.

El señor Nelson López Balcázar dijo que estaba arrepentido, dijo que nos iba a colaborar con los gastos de mi tía y por el fallecimiento de mi tío, pero no ha aparecido”, sostuvo un familiar de Felicia.

No solo la deuda de Bs 150.000 preocupa a la familia de Felicia, ya ha sido sometida a cinco operaciones; sin embargo, los problemas en las extremidades se mantienen, por ello ella pide al hombre que conducía la camioneta que recapacite. "Le pido de corazón al hombre que nos chocó, tome conciencia", pidió. 

La familia de Felicia está desconsolada por todo lo ocurrido y no pueden creer por lo que están pasando.  “¿Cómo puede ser que alguien que mató a una persona y dejo muy malherida a otra salga tan fácil? ¿Nuestra vida no vale nada?”, se preguntó el familiar de Felicia.


Comentarios