Luego de conocerse que la Policía iniciará el trámite para activar el sello azul de la Interpol en contra de los exministros de Gobierno, Arturo Murillo y de Defensa, Fernando López, el abogado de este último señaló que al no existir imputación no se puede hacer esta solicitud.

Ariel Méndez, abogado de López, dijo que desconoce la ubicación de su cliente, pero que sabía que su decisión era ponerse a buen resguardo.

“No hay una imputación formal en su contra. La situación personal de donde se encuentra él lo ha tomado de manera totalmente reservada y por la seguridad personal que él merece”, aseguró. 

El jurista añadió que la Fiscalía no cuenta con los indicios suficientes para imputar a López en el caso de la presunta compra irregular de gases lacrimógenos.

La Policía confirmó que los exministros Fernando López y Arturo Murillo abandonaron el país el pasado 5 de noviembre; se indicó que el primero estaría en Brasil y el segundo en Panamá. En las últimas horas se habló de la posibilidad de activar un sello azul desde Interpol para conocer el paradero real de ambas exautoridades.

Pero para que se pueda dar esta situación, Pablo García, director nacional de la unidad internacional en Bolivia, explica que hay criterios jurídicos que deben ser tomados en cuenta para que el pedido surta efecto.

"No tenemos un control migratorio que detalle su salida (de Murillo y López) por lo que suponemos que han utilizado una salida no legal", dijo García sobre la situación de estas personas que son investigadas por la compra con supuesto sobreprecio de material no letal para uso de las fuerzas del orden.