Marciel Ribeiro de Oliveira, brasileño de 35 años, fue asesinado con más de 11 disparos en la noche del viernes pasado (21 de enero) en Santa Cruz de la Sierra cuando estaba junto a un grupo de amigos en la puerta de un local nocturno en la avenida Los Cusis.

En una publicación de la web de noticias Portal 6, del vecino país, se informó que esta persona estaba prófuga desde el 4 de junio de 2017, cuando logró fugarse de la cárcel pública de Anápolis.

La Policía Boliviana indicó en primera instancia que el fallecido fue identificado como Eduardo Maciel Guimarães Ribeiro, y que sería un nombre falso que adoptó cuando ingresó a Bolivia.

Te puede interesar: Video. Cámaras captan como dos sujetos acribillan a un hombre en la puerta de un local

Marciel estuvo preso durante un año acusado de narcotráfico. Fue detenido junto con su hermano Marcelo Ribeiro de Oliveira, dentro de la Operación Erga Omnes, realizado en un condominio de lujo en Goiânia.

Puedes leer: Hallan el cuerpo de la niña que desapareció en una laguna en Santa Cruz

En Brasil se le dio el apodo de "traficante de ostentación" porque se gastaba el dinero en artículos de lujo, joyas, relojes, aparatos electrónicos e incluso una lancha rápida valorada en 1 millón de reales (más de 1 millón 200 mil bolivianos) y un automóvil valorado en R$ 500.000 (más de 600.000 bolivianos) que fueron algunos de los “bienes” incautados.

Marcelo, quien no pudo escapar con su hermano, murió durante un enfrentamiento policial en Jardim Gonçalves en 2019.

Continúa en la morgue

Este domingo por la mañana, el cuerpo del hombre acribillado continuaba en la morgue judicial a la espera de que algún familiar lo reclame. 

En la autopsia se contabilizaron más de 11 heridas producidas por un arma de fuego. En un video que fue registrado por cámaras de seguridad, se ve como dos sicarios arremeten contra él y terminan descargando varias municiones para después salir huyendo.

Comentarios