Pasada las 19:00 horas del viernes, en la avenida Alcoreza en La Paz, un perrito, según testigos, fue lanzado desde el quinto piso de un edificio. En medio de gritos recogieron el cuerpo de la mascota del suelo para después llamar a la Policía de Pofoma.

Personal de la Policía Forestal y de Protección al Medioambiente llegó hasta el lugar y trasladó al can para iniciar con las pericias correspondientes.


Tras el hecho, los vecinos comenzaron una protesta en puertas del edificio donde ocurrió el hecho, pidiendo dar con el, o los responsables de tan violento crimen contra el animalito.

Activistas denunciaron la violenta muerte de esta mascota. La presidenta de la Confederación de Animalistas impulsa un proceso por biocidio en contra de los propietarios del can.

“Un perrito no abre una ventana y se lanza, por supuesto se va a investigar y se va a dar con el autor del hecho, las investigaciones van a determinar quién lo ha lanzado, por biocidio es cinco años (de prisión)”, indicó Silveria Laureano a UNITEL.

La activista afirmó que esta pena puede incrementarse cuando se constata que existió cizaña, alevosía para cometer el crimen contra el animalito.


Lee también: Cámaras captan el momento en el que atracadores huyen en un vehículo con más Bs 11 mil

Asimismo, Laureano lamenta que no existe especialización en la Fiscalía y en la Policía para tratar estos casos, por esa razón el lunes recién se hará la autopsia al cuerpo del animal, para determinar las causas exactas de la muerte.

Según los informes, el cadáver del perrito está en la Pofoma, activistas esperan que las autoridades tomen acciones para sancionar a los responsables por el delito de biocidio.

Mientras tanto un gran grupo de vecinos y activistas continúan realizando una protesta en puertas del edificio donde murió el can, las personas enardecidas pintaron la pared y colocaron letreros con la descripción de “asesinos”.


Comentarios