Un niño de 10 años de edad vive una pesadilla desde hace un año, cuando comenzaron las violaciones y las amenazas de muerte, a punta de pistola, en su contra y su familia si contaba lo que sucedía.

El menor ahora se encuentra hospitalizado tras haber sido contagiado con una grave enfermedad tras las vejaciones.

Hace un mes el niño contó a su hermano mayor lo que sufrió cuando quedaba solo en su casa e identificó a sus agresores, que son vecinos de la vivienda de la familia. Y, que según la denuncia, lo obligaban a visitarlos.

De los cuatro acusados, tres son mayores de edad y uno es menor. Los cuatro son hermanos y algunos tienen antecedentes por robo y violaciones, según la información preliminar. 

Puede leer: Una adolescente era violada por su padrastro, con consentimiento y en presencia de su madre

La Policía aprehendió a dos acusados que serán presentados ante un juez cautelar por el delito de violación agravada.

La familia pide justicia a las autoridades. "¿En qué cabeza cabe hacer algo así a un niño", indicó una familiar.

“El niño nunca ha presentado síntomas de ser maltrato. Tuvo que callarse, tuvo que aguantarse en silencio todo lo que hicieron”, señaló la hermana de la víctima.

El hecho ocurrió en Yapacaní, en Santa Cruz, y la Fiscalía realiza las investigaciones del caso.

Comentarios