El Ministerio Público emitió una orden de aprehensión en contra de los exministros Arturo Murillo y Fernando López por el caso de compra de gases lacrimógenos. Este martes, Jhonny Aguilera, flamante Comandante General de la Policía, adelantó que en las próximas horas se tendrá información veraz sobre el paradero de ambos.

Las exautoridades fueron denunciadas por la presunta comisión del delito de uso indebido de influencias, previsto y sancionado por el artículo 146 y otros del código penal.

Aguilera mencionó que existen diversos canales para obtener información, en el caso de que estas personas hayan abandonado el país, entre ellos está la Interpol y los escritorios policiales instalados en otros países. 

"Una de las formas que ha utilizado la Policía para el control de la criminalidad es el intercambio rápido de la información a través de estos escritorios que tienen los policías de otros países en nuestro medio, como nosotros en otros lugares; esto quiere decir que básicamente podremos acumular en las siguientes horas una información veraz, cierta, acerca del lugar en el que se encuentra las exautoridades", recalcó en entrevista con UNITEL.

Mencionó además que estos medios no solo permitirán conocer la ubicación de estas personas, sino que ofrecen la posibilidad de obtener información acerca de sus tratos migratorios y las actividades que van a realizar.

"La Policía tiene un marco competencial en el ámbito de la persecución penal depende del Ministerio Público, toda la información será puesta en conocimiento de estas autoridades para que a través de los canales se puedan pedir los mínimos requisitos que permitan que ellos puedan defenderse", señaló.