Los narcotraficantes captan a menores de edad en el país para involucrarlos en la elaboración de droga, tráfico de sustancias controladas y otras actividades ilícitas con el objetivo de evitar las condenas que se dan a las personas mayores de edad por los mismos delitos.

El viceministro de Sustancias Controladas, Jaime Mamani, informó sobre el caso de un adolescente que fue encontrado transportando más de 60 kilos de cocaína, con su tío.

“Se procedió a la extracción de 67 paquetes en forma de ladrillo, conteniendo en su interior sustancias controladas”, indicó Mamani. 

El menor de 16 años de edad ya fue remitido a un hogar. Mientras que el adulto ya tiene prisión preventiva y el vehículo en que viajaban fue secuestrado.

Hace casi tres semanas, se destapó otro caso tras que una menor desaparecida en Yapacaní fuera hallada en una casa en Sacaba, en el departamento de Cochabamba.

La Policía informó que el lugar se encontró indicios de fabricación y tráfico de cocaína. Según unos videos, unos adolescentes se dedicaban a prensar cocaína para embalarla en la vivienda.

El exfiscal Joadel Bravo explicó “el narcotráfico tiene diferentes mecanismos para burlar la legalidad y uno de estos mecanismos son los menores (de edad). Además de que resulta más barato que una persona adulta”.

Bravo señala que los narcotraficantes encuentran un ‘plus’ en el hecho que los adolescentes no son enviados a prisión y que “seducidos” por ser menores de edad y de esta manera “burlan a la ley”.

La socióloga Yalile Casanova indicó que el narcotráfico y la trata de personas van juntos y que lo que se conoce “es sólo la punta de iceberg”.

Casanova señaló que la mayor parte de la población joven del país se encuentra en una situación de vulnerabilidad y de familias desintegradas.

Señaló que los jóvenes en circunstancias de vulnerabilidad se convierten en “presa fácil para ser reclutados voluntaria o involuntariamente”.


Comentarios