La Felcc junto a la Fiscalía realizaron un allanamiento en el municipio cruceño de Colpa Bélgica como parte de la investigación de la muerte del instructor de gimnasio, Aldo Calderón.

Roger Mariaca, fiscal departamental, informó que se busca dar con el paradero de los autores de este crimen en el que se maneja la hipótesis de que el móvil fue una deuda económica que tenía la víctima con acreedores que ahora son investigados.

"Esta persona tendría algún contacto con el fallecido, tendrían un tema pendiente (el allanamiento) fue a objeto de dar con el paradero del mismo y realizar la aprehensión, de esta persona de apellido Egüez", informó Mariaca.


La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) ha desplegado cuatro unidades para investigar el hecho y dar con los responsables. Además tres fiscales fueron asignados al caso para que se indague sobre las causas del crimen.

Dentro de las declaraciones que fueron registradas está la de un guardia de seguridad del gimnasio en el que trabajaba quien apuntó que la víctima salió de su trabajo acompañado de un hombre y nunca más volvió a aparecer.

El instructor tenía una deuda de $us 7.000, dinero que invirtió en unos esteroides que pensaba vender, pero que le fueron decomisados por entrar de contrabando. Sufrió por mucho tiempo amenazas, por lo que sospechan que este fue el móvil del asesinato.

Comentarios