El exfiscal Álvaro La Torre fue puesto en libertad ayer (miércoles) tras una audiencia cautelar en la que, según sostuvo, se hizo una valoración "objetiva" y "no a ojos del fiscal" su caso por lo que el juez de Guarayos, Roberto Cruz Hurtado, decidió poner fin a su aprehensión determinada un día antes por el Ministerio Público.

Forma parte de la investigación que busca identificar responsabilidades por la muerte de Franklin Delgadillo Cárdenas, un joven de 23 años, que pertenecía a un grupo de supuestos avasalladores que tomaron tierras en la Comunidad El Junte San Antonio.


Según La Torre, no existía un solo indicio para disponer su aprehensión "y resulta que el fiscal Walter Cisneros estaba escondiendo una prueba vital que es un flujo de llamadas telefónicas".

"Fuimos a la empresa y pedimos el mismo flujo y nos dicen: Ya respondimos por sistemas a ese requerimiento que hicieron", manifestó en entrevista con UNITEL.

De acuerdo al exfiscal, con ello se demostró que el pasado 19 de marzo, día del hecho, "estaba celebrando el Día del Padre en Sucre" y que "el flujo de llamadas, que se pidió con radiobase, así lo demuestra". 

Comentarios