El coronel Rubén Lobaton, comandante departamental de la Policía en Cochabamba, informó que el caso de los atracos con arma de fuego que cometió el ex capitán de las Fuerza Aérea, José Andrés Casanova Segovia, continúan en investigación.

Luego de que este pasado viernes, Casanova ingresara armado hasta una empresa automotriz para atracarla y llevarse la suma de 19.617 bolivianos y 2.756 dólares, este huyó, sin embargo, trabajadores del lugar lo persiguieron logrando atraparlo y propinándole una golpiza.

Este pasado sábado, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó  que al delincuente se le atribuye otro asalto de la semana pasada, debido a que se pudo evidenciar que eran de similares características, además, que el responsable utilizó la misma vestimenta para cometer este hecho.

Lobatón confirmó este lunes, que Casanova Segovia actuó solo durante los asaltos, sin embargo, la investigación se ampliará hasta su familia para determinar si recibía ayuda de ese lado.


El sindicado de 36 años permanece en terapia intensiva luego de haber sido intervenido quirúrgicamente por la brutal golpiza que recibió la cual le causó fracturas en la cabeza, cuello y tórax.

“En estos días vamos a poder conocer la versión del mismo autor, estamos realizando también el trabajo técnico científico de acuerdo a las imágenes que hemos obtenido”, manifestó el comandante.

El coronel informó además, que ya se logró identificar el vehículo que este hombre utilizaba para huir, tras haber hallado entre sus pertenencias una llave.

Asimismo, se investiga si este ex militar participó en un tercer atraco que se suscitó este mes de diciembre.

La Fuerza Aérea Boliviana emitió este fin de semana un comunicado donde informaba sobre el retiro de sus filas de este capitán militar  “por atentar la dignidad y el honor de las Fuerzas Armadas”, colocando así al acusado a disposición de la justicia ordinaria.

Comentarios