La falta de análisis científicos y las armas de fuego, son algunas de las observaciones que realizó el analista y abogado, Cristian Sánchez, a las investigaciones que se realiza contra Misael Nallar por el asesinato a sangre fría de dos policías y un voluntario del Gacip en Porongo.

Dentro del cuaderno de investigación del caso, están contemplados los resultados de la prueba de guantelete, como una de las pruebas que indican que Nallar y otros dos procesados utilizaron armas de fuego el día del hecho.

Puede leer: Defensa de Misael Nallar presentó incidentes en la audiencia cautelar

Sin embargo, Sánchez indica que la “prueba de guantelete no resiste el más mínimo análisis científico y jurídico en juicio. Es una prueba muy débil”.

El jurista indicó que se debe tomar muestras para “realizar un prueba científicamente válida, la cual es la prueba de absorción atómica”, que identifica la existencia o no de elementos de la pólvora.

A esto, Sánchez observo que no se haya identificado a los otros coparticipes y que tampoco se haya presentado ni hecho pericias a las armas usadas para quitar la vida a los uniformados.

También observó que no se tengan certezas respecto a la detención de Nallar, yerno del narcotraficante extraditado, Einar Lima Lobo.

Sánchez también considero que no se puede descartar las investigaciones por narcotráfico y crimen organizado, considerando que el “modus operandi, que se ha utilizado para ejecutar a los policiales, corresponde inequívocamente al narcotráfico”.

Este jueves se suspendió la audiencia de cesación de la detención preventiva de Nallar, quien busca defenderse en libertad.

El triple asesinato ocurrió el 21 de junio, en circunstancias que aún no fueron esclarecidas por la Policía, institución que fue cuestionada por presuntamente proteger al narcotráfico.


Comentarios