La justicia ordenó la detención preventiva de la exalcaldesa cruceña Angélica Sosa en el penal de Palmasola. El juez Juan José Quiroz emitió esta resolución de medidas cautelares al final de una audiencia de más de 10 horas que comenzó a las 16:30 del jueves 23 de diciembre y que terminó cerca de las 03:00 del viernes 24 de diciembre.

La exautoridad fue trasladada en medio de un fuerte resguardo policial. Se conoce que fue aislada, condición en la que estará durante diez días, como parte del protocolo sanitario que se cumple en el recinto penitenciario frente al Covid-19.

En la audiencia, el juzgador ordenó el encarcelamiento en el pabellón de mujeres del penal cruceño de Sosa luego de resolver incidentes y la pelea jurídica entre los fiscales y los abogados defensores de la exalcaldesa, que es apuntada como la principal articuladora de una red de corrupción incrustada en la Alcaldía de Santa Cruz donde se crearon ítems y contratos fantasmas para cobrar dinero de funcionarios que nunca ejercieron funciones en la comuna.

La decisión de Quiroz ordena que Sosa quede detenida en la cárcel por 120 días, es decir cuatro meses, tiempo en el que el Ministerio Público deberá conseguir los elementos y las pruebas suficientes para presentarla ante un tribunal para que sea juzgada.

Los delitos que le imputó provisionalmente el Ministerio Público a la exalcaldesa son legitimación de ganancias ilícitas, enriquecimiento ilícito, conducta antieconómica y uso indebido de influencias. Al final de la audiencia la Policía y los fiscales llevaron a la exautoridad cruceña hasta las dependencias de la Fiscalía Departamental. Se espera que en las siguientes horas sea trasladada hasta el penal de Palmasola, donde quedará recluida.


La audiencia se desarrolló en medio de fuertes medidas de seguridad y mucho hermetismo. Pese a que a su llegada al aeropuerto Viru Viru el esposo de Sosa, Sergio Perovic, declaró en exclusiva para UNITEL que iría a ver su pareja, este encuentro no se produjo en el Palacio de Justicia.

Con la detención de Sosa son tres los implicados en el caso denominado ítems fantasmas que están en la cárcel cruceña. Primero fue enviado al penal Julio César Herbas, un exfuncionario municipal que apuntó al exdirector de Recursos Humanos, Antonio Parada, como uno de los cabecillas del mecanismo de corrupción armado en la comuna.

El segundo en ser detenido y enviado por orden judicial al penal fue Javier Cedeño, exdirector de Recursos Humanos y que en sus declaraciones habría implicado directamente a la exalcaldesa como la autoridad que sabía y ordenaba todos los movimientos irregulares que se hicieron por al menos cuatro años en una de las alcaldías más grandes del país.

Aún la Fiscalía y la Policía están tras los pasos de los hermanos Antonio y Guillermo Parada Vaca, apuntados como los encargados de hacer funcionar el mecanismo de corrupción municipal. También deben presentarse a declarar Javier Carrasco, exabogado asesor de la comuna, y Mery Balcázar, esposa del primer enviado a Palmasola, Julio César Herbas.

La comisión de fiscales que están a cargo de las pesquisas Yolanda Aguilera, Marcela Terceros y Javier Cordero, deberán ahora intentar armar el rompecabezas de la organización que se montó en la Alcaldía. 

Aún no se tiene un monto final del presunto daño económico y aún falta por conocer si más exfuncionarios fueron parte de este hecho, que ha dejado a una exalcaldesa cruceña en la cárcel de Palmasola.

Comentarios