La noche del viernes, personal de la Policía realizó operativos de control en la ciudad de El Alto donde logró encontrar una gran cantidad de teléfonos celulares de dudosa procedencia.

Personas que comercializaban teléfonos en una zona de la urbe fueron intervenidas por efectivos policiales, quienes no supieron explicar la procedencia de los objetos, por lo que fueron aprehendidas y llevados hasta dependencias policiales.

17 personas fueron aprehendidas y más de 40 teléfonos móviles fueron secuestrados con fines investigativos.

Se espera un informe oficial de la Policía sobre la situación legal de estas personas.

Comentarios