Tras la denuncia de un vecino, la Policía aprehendió a cuatro personas que en su declaración informativa confesaron el robo de al menos 300 medidores de agua, para vender el metal como chatarra.

Todo comenzó cuando un vecino que tiene en su domicilio cámaras de seguridad, logró reconocer a uno de los hombres que robó su medidor e inmediatamente llamó a la Policía, que terminó aprehendiendo a cuatro personas.

También te puede interesar: Policía pide a quienes hacen vigilia en casa de violador serial no contaminar posible evidencia

“En una entrevista confiesan que participaron y también el modus operandi”, señaló Erick Rojas, director de la Felcc en la radial 17 y medio. 

Los antisociales se reunían en lotes baldíos para planificar el robo de los medidores de agua  para desmantelarlos y comercializar el fierro con el que se quedaban.

Vendían el fierro a Bs 30 por kilo”, explicó Holguín.

Los antisociales sacaban los medidores haciendo uso de la fuerza y en horas de la madrugada, para evitar ser descubiertos.


Comentarios