Tras realizarse un allanamiento, este martes, el dirigente cívico Katriel Muller Justiniano fue conducido por la Policía hasta dependencias de la Felcc en Riberalta luego de que supuestamente no se presentará a declarar ante el Ministerio Público.

Muller enfrenta un proceso por los delitos de lesión graves y leves, asociación delictuosa, instigación pública a delinquir o estorbar en el ejercicio de la función pública.

La denuncia fue puesta por comerciantes que se resistían a cumplir con el paro cívico convocado por Katriel Muller dentro de las movilizaciones para exigir la abrogación de la ley 1386.

Según se informó, hubo enfrentamientos entre mototaxistas y gremiales que se resistían a cerrar sus puestos en el mercado municipal de la zona. 


Comentarios