Un boliviano que se encontraba a bordo de un bus que llegaba a Sao Paulo, Brasil, fue aprehendido el lunes por la tarde por la Policía Federal de ese país, pues se encontró en su equipaje el cráneo de una persona. El hombre indicó que los restos pertenecen a su hermano.

El hecho sorprendió a la Policía. El boliviano estaba como pasajero en un autobús que había partido de Campo Grande y tenía como destino San Pablo cuando la Policía realizó un operativo rutinario.

Los uniformados comenzaron a revisar el equipaje del boliviano y se sorprendieron pues encontraron el cráneo de una persona envuelta en una bolsa.

Según el portal globo.com, el hombre declaró a la Policía que su hermano había fallecido en Argentina en 1995 y se incineró su cuerpo; sin embargo, por “una costumbre familiar” se quedó con el cráneo y tenía la intención de transportarlo hasta Sao Paulo donde vive.

La pieza fue retenida por la Policía que anunció un examen forense. El hombre fue multado pues la Ley 9434/97 de Brasil, que considera ilegal el transporte o recolección de partes del cuerpo humano sin conocer el origen.

El portal Jovem Pan informa que el boliviano fue liberado tras la firma de un compromiso con la justicia.


Comentarios