Arturo Murillo, exministro de Gobierno, acusado por conspirar para el lavado de dinero está detenido en el Federal Detention Center (FDC), Miami, una prisión que tiene una población total de 1.054 presos, entre hombres y mujeres, separados en diferentes niveles de seguridad.

En el lugar se guardan a los presos que esperan trámite judicial, como es el caso de Murillo que el próximo 7 de junio será puesto frente a un juez; aquellos que están la espera de juicio; y los sentenciados.

Arturo Murillo es el preso 1.054, tiene el registro 02358-506 y fue encerrado en el lugar el pasado fin de semana. Según la información de la Oficina Federal de Prisiones, los presos están alojados en celdas para dos personas divididas en unidades separadas, duermen en literas, asignando la cama de abajo por condiciones como enfermedades o la edad.

Los presos deben tener a las 07:30 de todos los días su celda lista para que sea inspeccionada y a las 21:30 ya deben estar asegurados en sus celdas bipersonales.

El nivel de seguridad en esta prisión es alto, teléfonos celulares, buscapersonas, cámaras o dispositivos electrónicos de cualquier tipo no están autorizados dentro de la institución. Tampoco los visitantes pueden ingresar con estos aparatos.

En estos momentos la prisión ha suspendido “hasta nuevo aviso” las visitas en el lugar. La Oficina Federal de Prisiones no ha revelado la razón, pero la determinación afecta a todos los presos que están en el FDC.

El caso Arturo Murillo

El exministro de Gobierno, Arturo Murillo, fue detenido y acusado de soborno y lavado de dinero en Estados Unidos, informaron este miércoles autoridades estadounidenses.

El exministro, de 57 años, su exjefe de gabinete Sergio Méndez, de 51, así como tres empresarios estadounidenses fueron arrestados el 21 y 22 de mayo, en Florida y Georgia, informó el Departamento de Justicia en un comunicado.

Según documentos judiciales, los tres estadounidenses son sospechosos de haber pagado entre noviembre de 2019 y abril de 2020 unos 602.000 dólares en sobornos a funcionarios bolivianos en beneficio de Murillo y Méndez.

Comentarios