La persona que encontró el cuerpo sin vida de Aldo Calderón, instructor de un gimnasio asesinado a tiros, relató que vio un vehículo de color verde escapar del lugar donde fueron abandonados los restos.

“Parece que ahí lo botaron cuando escucharon que yo venía, en eso venía un auto y casi me pisa más bien ahí. Solo le vi la cara morada, me asusté y dije que lo habían matado”, señaló el hombre que se ha convertido en testigo clave del hecho.

El hombre, que vive hace muchos años en el lugar (cerca de Colpa Bélgica), señaló que nunca habían visto a la víctima en la zona, tampoco al vehículo.


PUEDES LEER: Familia de instructor asesinado a tiros teme por su seguridad y pide protección

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) ha desplegado cuatro unidades para investigar el hecho y dar con los responsables. Además tres fiscales fueron asignados al caso para que se indague sobre las causas del crimen.

El guardia de seguridad del gimnasio en el que trabajaba Aldo Calderón declaró que el instructor salió de su trabajo acompañado de un hombre y nunca más volvió a aparecer.

El instructor tenía una deuda de $us 7.000, dinero que invirtió en unos esteroides que pensaba vender, pero que le fueron decomisados por entrar de contrabando. Sufrió por mucho tiempo amenazas, por lo que sospechan que este fue el móvil del asesinato.




Comentarios